El Mazo que me llevó a Maestros 1

Bienvenidos una vez más Clasheros!!!

Hoy les tengo una nota muy especial porque voy a hablarles de mi mazo actual, el que uso diariamente desde hace tiempo y que hace algunas temporadas por fin me llevó a Maestros 1 siendo todavía nivel 11. Obviamente no solo veremos el mazo sino una descripción detallada de la función de cada carta por si se animan a probarlo.

Las cartas que necesitaremos son estas:

Tronco. Su función es bastante obvia, pues nos ayudará a eliminar hordas terrestres que pueden acabar rápidamente con nuestro golem. También será el principal defensor ante barriles de duendes y princesas, pero siempre evaluando antes si vale la pena gastarlo con esas amenazas o mejor las atacamos con trío de larrys aunque permitamos un poco de daño y así guardamos el tronco para después. Tu criterio será muy importante con esta carta.

Esbirros. En lo personal los uso porque son la única carta que tengo a nivel máximo, pero si lo prefieres, puedes cambiarlos por murciélagos, solo no olvides que aunque son más baratos, morirán con una descarga. Su función será defender tanto nuestras torres como a nuestro golem.

Bebé dragón. Con sus puntos de vida más que decentes y daño de área, el bebé dragón será un gran aliado de nuevo tanto a la defensa como brindando cobertura a nuestro golem. Recuerda usarlo contra sabuesos de lava pues no deberás temer de que muera con un rayo.

Mega esbirro. Seguimos con tropas aéreas, la intención es facilitar la defensa del golem de tropas como bárbaros, que pueden liquidarlo rápidamente pero son 100% vulnerables al aire. Quizá te preguntes cómo detendrás entonces ataques fuertes en tierra como montapuercos o bárbaros de élite… la respuesta quizá te desanime un poco: NO PODRÁS HACERLO, al menos no al 100% pues casi siempre te llevarás algunos golpes, pero créeme cuando te digo que vale la pena, lo veremos más adelante.

Esqueletos. El trío de Larrys aquí tiene varias funciones. La primera y más obvia es facilitar la rotación y bajar un poco el promedio de elixir. La segunda es distraer amenazas como bárbaros de élite, lo que harás para evitar que acaben contigo será poner a los larrys justo al centro de la arena, para que los bárbaros tarden en llegar a tu torre y complementarás la defensa con esbirros o mega esbirro. No podrás acabar con ellos sin recibir ni un golpe, pero tampoco acabarán con tu torre y habrás gastado menos elixir que el rival, lo que te dará una enorme ventaja si lo combinamos con la carta que viene en el siguiente párrafo. Pero antes, la tercer función de los esqueletos es sacarle ventaja de elixir al rival cuando intente combos log-bait, por ejemplo, si tira su princesa pegada al puente, no la eliminarás tu tronco, sino con estos larrys, lo que te da dos gotas de elixir de ventaja y además te deja tu tronco disponible.

Recolector de elixir. De nuevo una función bastante obvia, el recolector viene para sacar ventaja de elixir y volver al mazo virtualmente imparable en tiempo extra. Será muy importante que lo coloques bien, al menos la primera vez pegado al rey entre tus dos torres de coronas por si te tiran un minero lo liquiden rápidamente, además con tus larrys puedes distraer dicho minero para mantener intacto tu recolector. Si te lo destruyen una y otra vez con cohete, no dejes de ponerlo!!! Es un intercambio exacto de elixir y harás que el rival nunca lo tenga disponible para rematar tu torre, además ganarás tiempo para llevar la batalla al doble elixir, donde este mazo es más mortal.

Rayo. Su principal función es acabar con torres infernales, que son el mayor enemigo de tu golem, aunque obviamente te servirá para eliminar cualquier otra estructura, darle un buen golpe a la torre rival y de paso, si lo juegas en el momento justo, también podrás arrasar con alguna otra defensa como un mago, un mega esbirro, una mosquetera o hasta un verdugo (este último solo en combinación con tronco). En conclusión, el rayo es vital para tener ataques exitosos.

Golem. Finalmente, llegando a la carta medular del mazo, el golem será tu condición de victoria y deberás hacer todo lo posible para aprovechar su descomunal cantidad de puntos de vida. Siempre que puedas y que el reloj aun tenga tiempo suficiente, deberás bajarlo desde atrás de la torre del rey, para recuperar elixir conforme avanza y poder construir un ataque poderoso detrás de él. Es extremadamente importante que no te gane la emoción y comiences a ponerle tropas detrás hasta que sepas si el rival tiene o no torre infernal, pues si la tiene habrás gastado el elixir destinado a tu rayo, también te recomiendo que ahorres para tu rayo si sabes que el rival tiene verdugo, pues combinado con tornado puede hacer pedazos todo tu ataque y habrás tirado a la basura una enorme cantidad de elixir. Si tu golem llega a la torre enemiga, ¡estás de suerte! Seguro le harás un enorme daño, pero recuerda que si no llega, el push que viene detrás deberá vengarlo mínimo destruyendo el contraataque, ya que de lo contrario te espera una avalancha de tropas enemigas que seguramente no podrás detener del todo con el elixir que tendrás disponible.

Otro cosa a tomar muy en cuenta cuando juegues con golem es su daño mortal, tanto del golem mismo como de sus golemitas. Por ejemplo, si ya tiene menos de la mitad de vida y el rival lo está destrozando con ejército de esqueletos… ¡no desperdicies tu tronco! Déjalo explotar, su daño mortal acabará con todos los esqueletos y aun te quedarán dos golemitas para seguir tanqueando tu ataque. Eso sí, hay posiciones poco beneficiosas para aprovechar el daño mortal del golem, pero eso no dependerá de ti sino de la habilidad del rival y si sabe dónde poner sus tropas para que no lo sufran. Por ejemplo, una horda de esbirros jugada de frente o justo encima del golem, inevitablemente morirá cuando éste explote, pero si la horda es colocada por detrás, se moverán justo antes de la explosión y si tienes suerte matarás un par de esbirros solamente, repito, esto no depende de ti, sino de cómo defienda el rival, pero es importante que lo sepas para poder planear tu siguiente movimiento.

 

¿Y si tengo las cartas bajas de nivel?

Algunas cartas pueden usarse prácticamente igual aunque tengan nivel bajo, a continuación les hablará de las cartas del mazo que más influencia reciben por su nivel:

Tronco. Puedes jugarlo a nivel bajo, solo recuerda que no puede eliminar princesas que le lleven dos niveles de ventaja, así que si estás en ligas y ya te tiran legendarias nivel 3, quizá no quieras arriesgarte con un tronco nivel 1.

Esbirros. Son muy débiles si los juegas a nivel bajo, pues una descarga dos niveles más fuerte puede acabar con ellos. Si no te alcanza el oro para elevarlos a un nivel competitivo, revisa sustitutos que tengas a mejor nivel, como los murciélagos.

Esqueletos. Prácticamente da lo mismo en qué nivel los tengas, si bien es cierto que incrementan tanto su daño como sus puntos de vida conforme suben de nivel, seguirán muriendo de un toque de prácticamente cualquier cosa, así que si no los tiene a buen nivel, no hay tanto por qué preocuparse. Eso sí, si eres mejor jugador con el espíritu de hielo, quizá ahí si quieras cambiarlos.

Recolector. Otra carta que no es tan importante tener a nivel alto pues esto NO incrementa la cantidad de elixir que te dará ni su tiempo de vida, solamente sus puntos de vida, que no son lo mismo. La ventaja que te da subirlo de nivel es que ataques como rayo, bola de fuego, veneno o minero mermarán menos sus puntos.

Golem. Entre más alto sea su nivel…. mejor!!! Por el simple hecho de que sus puntos de vida subirán más y más y ese es su mejor atributo. Asegúrate de tener a tu golem a un nivel acorde a tu copas para poder seguir creciendo. En la imagen ya lo tengo nivel 7, pero llegué a Maestros 1 desde que era nivel 6.

Eso es todo por ahora pero si tienen alguna duda sobre el uso del mazo por favor pregunten en los comentarios de facebook, además aquí les dejamos un video de nuestro canal de youtube para que lo vean en acción:

Written by El Tío Vick

Cinéfilo, mercadólogo de profesión y gamer por convicción. Me gusta escribir, rockear con buena música y observarlo TODO.